El Ibex cede un 2,4% en su peor semana desde mayo

Con una caída el día 7 de septiembre, la Bolsa española experimentó su peor semana desde mayo al dejarse un 2,42% en las ultimas sesiones.

Ha perdido además un soporte totémico, los 9.300 puntos, y en los 9.171 a los que cerró el viernes se hunde a mínimos de 20 meses.

El Ibex-35 comenzaba la jornada intentando un modesto rebote:

A partir de las diez de la mañana entró en números rojos, para marcar mínimos del día a las dos de la tarde en los 9.120 puntos. Desde ese momento, recuperó algo de terreno, para dar un último cambio en los 9.171,20 puntos, lo que supone un descenso del 0,41%.

Las razones que atenazan a las Bolsas son viejos conocidos por los inversores. En esta ocasión ha vuelto a ser la política comercial, que colea desde principios de año, lo que ha penalizado a los mercados.

En concreto, las tensiones entre Canadá y EE UU que amenzan con dar al traste las negociaciones entre Washington y México sobre el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica. También el temor que que Trump introduzca una nueva ronda de aranceles por 20.000 millones a China.

El selectivo español, con ello, marca un nuevo mínimo anual y desde diciembre de 2016.

Su caída en el año se acerca al 9%, con lo que es el peor de los índices europeos en este ejercicio, seguido del Dax alemán, que cae un 7,5% y del Ftse Mib de Milán, que se deja un 6,5%.

El euro ha perdido los 1,16 dólares. Mientras, el rendimiento del bono estadounidense a 10 años se ha elevado hasta el 2,9%.

Los principales índices de la Bolsa de Nueva York abrieron a la baja, ante las eprspectivas de que este dato acelerase las subidas de tipos en EE UU. Pero al mismo tiempo contuvo las caídas del Ibex, que llegaron a rozar el 1%.