Más del 80% de las operaciones bursátiles del año pasado fueron realizadas por extranjeros

Según el Informe Anual sobre la Propiedad de las Acciones Cotizadas publicado en Bolsas y Mercados (BME), la participación de inversores extranjeros en la bolsa española ha aumentado ocho puntos en los últimos diez años. Este récord histórico ha provocado un aumento general de la participación en la bolsa española de hasta un 46%.

El resultado de esto ha sido una participación extranjera de un 80% del total de las operaciones que se llevaron a cabo el pasado año y un aumento de los fondos de inversión de las empresas del Ibex 35 en 2018 hasta 8.700. Esta presencia de extranjeros en el mercado español también se ha hecho notar en las Ofertas Públicas de Adquisición, ya que de las siete compras llevadas a cabo el pasado año, cinco fueron realizadas por compañías extranjeras.

Bolsas y Mercados justifica este proceso atribuyéndolo a la «posición de liderazgo» del mercado bursátil español y a su gran rentabilidad respecto al resto de mercados. Entre los meses de enero y noviembre del año pasado, las empresas que cotizan en bolsa repartieron en dividendos 25.611 millones de euros, lo que significa un aumento de un 3,5% respecto a lo que los accionistas recibieron en el año 2017.

Los expertos también añaden como factores explicativos a este fenómeno las políticas expansivas aplicadas por el Banco Central Europeo en los últimos años, además de «los fondos soberanos que cuentan con una participación sólida en empresas relevantes España». Un ejemplo de esto es el fondo de Qatar, que se sitúa como máximo accionista de Iberdrola.